Es un procedimiento que, mediante una serie de pasos, permite retirar del rostro residuos de maquillaje, impurezas, células muertas y tonificar los músculos, dejando tu piel completamente renovada.